Abengoa se convierte en una inversión en valor

A lo largo de estas semanas está siendo difícil encontrar un valor en el que invertir a buen precio. Encuentro que desde finales de año cualquier acción que se pueda considerar dentro de mi radio de acción está por encima de su valor intrínseco.
Por resumir, un valor interesante tiene que cumplir principalmente con estos requisitos:

  • Debe ser una empresa que gana dinero.
  • Sólida financieramente, con poca deuda.
  • Tiene que tener una tasa de descuento respecto a su valor intrínseco.
  • Solo se consideran empresas líderes en su sector, con una trayectoria consolidada.
  • Y, cómo no, con barreras de entrada (los conocidos “moats”, término acuñado por Warren Buffett)

El segundo requisito, el de la deuda, me aleja de muchos valores, por lo que sigo pocos. De igual modo, hay empresas que son muy difíciles de valorar para mí, como los bancos, compañías eléctricas, etc.
Pero la semana pasada apareció una nueva, e inesperada, candidata: ABENGOA
logo abengoa
En estos días, tras haber recurrido al tan socorrido “preconcurso” (cualquier abogado queda invitado a explicar esta inexistente figura legal), en los que nadie menciona la inversión en Abengoa como valor a comprar, entiendo que algunos lo puedan considerar una inversión de riesgo pero hay unos factores que se pueden considerar:

  • Es una empresa que gana dinero. El margen bruto es del 70%. Es decir, lo que hace, lo hace bien. Es cierto que las cargas por amortizaciones e intereses han sido muy elevadas.
  • A finales de marzo sus 16.000 millones de Euros se convirtieron en acciones (¡Ouch!), por lo que quedó libre de deuda, y por tanto, de gastos financieros. Esto contribuye a que sus futuros flujos de caja sean netos.
  • El requisito de margen de cobertura se cumple. Está a precio de derribo (4 céntimos por acción) frente a los 5,6 céntimos por acción si descontamos los flujos de caja actuales. Me he permitido la licencia de hacer equivalentes las acciones “A” y las “B” de Abengoa, pero nunca consideraría comprar acciones “B” de ninguna empresa. Estoy de acuerdo en que es una visión muy personal y que se pueda discrepar sobre ella…
  • Abengoa es una ingeniería líder en la elaboración de proyectos en energías renovables. A pesar de los problemas desde diciembre de 2015, ha seguido ganando contratos por todo el mundo, a pesar de que en su mercado natural, el español, se han paralizado las inversiones en dicho tipo de energías. Sin entrar en temas políticos, es de esperar que España siga la tendencia del resto de países que se comprometieron a reducir sus emisiones en la Cumbre sobre el Cambio Climático de París. No obstante, esta posibilidad no forma parte de la valoración.
  • Finalmente, la capacidad de Abengoa en realizar este tipo de proyectos es una barrera de entrada para otros competidores en un mercado como es el de las energías renovables, tal y como muestra la compra de Gamesa por Siemens.

abengoa
Para quienes de dediquen a invertir su patrimonio en base a lo que les dicen los dibujitos, entiendo que sea un valor poco interesante, pero yo veo que es una inversión muy interesante a largo plazo.

En este caso, prefiero seguir la filosofía de Mohnish Pabrai en su excelente libro de cabecera “The Dhandho Investor” en el que dice:  “Cara, gano… Cruz, no pierdo demasiado” 🙂

No obstante, os recuerdo estas líneas de renuncia de responsabilidad: Este artículo solo tiene efectos informativos y os invito a realizar vuestro propio análisis antes de realizar cualquier tipo de inversión en función de vuestros objetivos financieros.

Aunque sí dispongo de formación financiera, no doy consejos de inversión, por lo que la responsabilidad en lo que decidáis invertir es vuestra. Eso sí, considero que dedicar dinero que se necesita o prestado a la inversión en valores es extremadamente arriesgado, dado que un valor puede cotizar durante años por debajo de su precio de compra. ¡SUERTE!
#frikonomics